Hola ! pasar bienvenidos !

cuentocontigo

sábado, 12 de febrero de 2011

Un higado saludable



Normalmente conocemos el higado como órgano encargado de procesar las grasas pero realiza muchas otras funciones vitales para nuestro organismo:
Metabolismo de los hidratos de carbono
Metabolismo de lípidos
Metabolismo de proteinas
Procesamiento de fármacos, toxinas (alcohol...) y hormonas
Excreta la bilirrubina
Secreta la bilis necesaria para poder absorver los alimentos grasos
Almacena glocógeno, algunas vitaminas y minerales
Fagocita globulos rojos envejecidos, globulos blancos y algunas bacterias
y participa en la síntesis de la vitamina D
De todo esto, la importancia de mantener nuestro hígado limpio y saludable.



Higado irritado:

Los excesos en alimentos poco saludables, la ingestión de bebidas alcoholicas, consumo excesivo de medicamentos y sustancias tóxicas pueden ir alterando la función y estado de nuestro higado. Muchas personas inician dietas y no consiguen sus objetivos de bajar peso, simplemente porque su higado no está trabajando correctamente.

Algunos de los síntomas pueden ser: Malas digestiones, dificultad para digerir comidas grasas, hinchazón abdominal, mal aliento por las mañanas y/o lengua manchada. Cambios de humor, depresión a irritabilidad, dificultad para concentrarse... Dolores de cabeza. Tensión Alta y/o retención de líquidos o sindromes de fatiga crónica.



Una dieta equilibrada, elige alimentos frescos en lugar de procesados, aumenta las verduras, frutas y proteinas vegetales, reduce las grasas, al calentar y recalentar grasas y aceites se generan muchas toxinas. Cocina al vapor, al horno o a la plancha. El aceite siempre de buena calidad y crudo. Bebe de 8 a 12 vasos de agua al día. Cuidado con el pan, bollos y pasteles, normalmente contienen muchos aditivos y grasas saturadas.

Puedes ayudar también al buen funcionamiento de tu hígado con plantas como la Agrimonia y la Ortiga Blanca, ingredientes principales de nuestro complemento alimenticio Regis H:

Agrimonia eupatoria L., rica en flavonoides, taninos, vitaminas K y B1 facilita el funcionamiento hepático y del tracto intestinal. Lamium álbum L., conocida popularmente como Ortiga blanca, ha formado parte de nuestra dieta mediterránea desde siempre. Gracias a las propiedades que le confieren sus taninos, mucílago y aceites esenciales, favorece el buen mantenimiento del ritmo intestinal y la eliminación de toxinas a nivel hepático

3 comentarios:

Carlos De Niro dijo...

Excelente Post informativo, aunque no olvidemos el Páncreas que también hace más o menos la misma funcionalidad con los alimentos ingeridos.

Besos

maric dijo...

Hola Marisa, estupenda entrada y de mucha información muy útil.

No se si recibiste el comentario en el que te anunciaba que en mi blog tenias algo para ti, te paso la entrada donde esta plasmado, lo veras enseguida, espero te agrade, por supuesto tienes todo el derecho de acogerlo o no. De todas maneras te lo recuerdo por si no te ha llegado.
http://maricmasi.blogspot.com/2011/02/otorgo-varios-premios-por-su-buen.html

Un abrazo.

Maria luisa dijo...

Muchisimas gracias . Un gran detalle !!
besos.